Entradas populares

sábado, 18 de agosto de 2007

NO SIEMPRE SE PUEDE SER FELIZ... HAY QUE CONTINUAR..(miercoles 15 de agosto)

La diferencia esencial entre un hombre común y un guerrero es que el guerrero toma todo como un desafió mientras que un hombre común toma todo como una bendición o maldición.

E tratado de mirar por la ventana el lugar que fue devastado y solo se observa esa nada que desde ese infausto día a quedado prendado en mis ojos.
Pero hay que aceptar la realidad y salir adelante aunque sea imposible sentirse bien.cuando la TV y la radio presentan noticias; es imposible no imaginar el dolor que debes sentir y la angustia que te toco vivir.
Cuando la mano del que todo destruye toco la puerta de tu casa, de tus vecinos y hasta mi oscuro lugar.
Ahora ¿como aremos para volver la realidad que se quedo antes de estos sucesos? ¿Cómo intentar sonreír viendo a todos tristes? ¿Como estar tranquilos si nada esta bien?
¿cómo llenar la ausencia de no estar aquí?.
Dicen que las palabras se las lleva el viento y el dolor el tiempo se encarga de corregir... entonces como aremos con aquello que estaba ahí y ahora no esta.
Amiga; hay veces suceden cosas que no comprendemos, sin embargo todo forma parte de la vida.
Recuerdo que de niño se me enseño que la vida es como una escuela, donde cada día se toman clases, se toman exámenes y se exponen conocimientos diariamente. Como siempre al final el estudio se aprovecha ala medida que se disfruta.

Espero que este día trágico lo tomes como un día pesado de colegio; como el peor día que te haya tocado vivir. Sin embargo estas viva, sin embargo aun puedes sentirte bien por estar viva. Aun tienes la alegría de tu familia al verte viva.
Ahora te toca a ti hacer de cada instante un alegre reto, no te quedes sentada deprimida a llorar una pena o un dolor.
Recuerda que cuando eras niñas muchas veces tuviste que aprender las cosas por ti sola(definir tu personalidad, aprender a defenderte, mostrar amor, etc). Todo eso aprendimos en nuestros años de vida y en el momento necesario salieron a relucir, muchas veces sin darnos cuenta.
No nos quedamos llorando desde que nacemos, mas bien aprendemos a controlar nuestras lagrimas, aprendemos a buscar nuestro bienestar.
Recuerda que cuando suceden sucesos espantosos y horribles la mayoría de personas y animales que habitan en la tierra huyen se atemorizan y se esconden, pero solo los seres humanos tenemos la facultad de enfrentar a esos sucesos imprevistos. Solo los seres humanos podemos escondernos un rato y luego salir y buscar soluciones, solo nosotros tenemos el valor y la fortaleza física para enfrentar y salir delante de cualquier desgracia.
Solo nosotros podemos tomar la mano de otro y proveerle ánimos necesarios. Solo nosotros somos capaces de revertir todo.
Recuerda que si pones una mano encima de otra mano de quien sea, ambos sentirán calor, si ayudas a muchos te sentirás mejor.
Y si te preguntas como se puede conseguir esa fortaleza y ese valor,
Te escribiere algo que leí hace años pero que siempre recuerdo..
“Una enfermera relato que cierto día conoció a una pequeña llamada liza que padecía una enfermedad rara y grave. La única posibilidad que tenia de recuperarse era recibir una transfusión de sangre de su hermanito de cinco años, que había sobrevivido milagrosamente a la misma enfermedad y había desarrollado los anticuerpos para combatirla. El medico le explico la situación al hermanito pequeño y le pregunto si estaba dispuesto a darle sangre ala hermana. Lo vio vacilar apenas un instante, respiro hondo y dijo ”si lo are, si con eso liza se salva”.
Mientras estaban haciendo la transfusión, estaba en una cama paralela a la de su hermana y sonreía, al ver como le volvían los colores a las mejillas de su hermana. De pronto, el chiquito se puso pálido y su sonrisa se desvaneció. Miro al medico y le pregunto, con una voz temblorosa, ”¿voy a morirme ya mismo?”.
Siendo tan pequeño, había malinterpretado al medico; creyendo que tendría que darle toda su sangre a su hermana”.
-Si un niño puede tener ese valor y ver las cosas de otra manera, imagínate las cosas que podemos hacer nosotros que no somos niños.

No hay comentarios: