lunes, 13 de abril de 2009

DEBIERAS ESTAR AQUÍ Y SER MI DESTINO

Tengo algo que decirte pero nunca te lo diré, porque nunca volveros a hablar.
Tengo algo que ofrecerte pero nunca lo obtendrás, porque descansa en el fondo del mar.



Amanece con la mirada fija en la eternidad.
Imagina que volverá.
Su ropa gastada, su alma extraviada.
Busca el recuerdo que encimo su sonrisa.
Busca su sonrisa que se hundió en un recuerdo.


Camina pasos torpes por su sendero.
Un lamento ilumina su semblante.
Tiempo fugaz, tiempo perdido
Manifiesta su destino.
Que el tiempo sea culpable
Que tus pupilas acecinen las mías.
Yo sucumbiré tu deseo.
Tú siempre formaras mi ser.
Juntos hemos de perecer.


Tarde siempre invadida por tu ausencia
Triste recordar lo minúsculo que se vuelve todo.
Ínfimos trocitos de un rompecabezas
Que nunca conseguimos armar.
Nunca ansiamos terminar.
y todo hoy es nada.

Triste conformarme con nada.
No tener fuerzas para persistir.
No poder transgredir tu respuesta inquebrantable.
Y tener respuestas que no resuelven nada.
Que no hay objeciones a tu ausencia.
Que no te encontrare al buscarte.
Que no volverás.
Que simplemente te llevaste todo.


Triste empezar a contar estos días.
Como consumen mi vida lentamente
Igual que al cadáver putrefacto.
Triste esbozar una sonrisa fingida
Sabiendo que toda mi vida eres tu.
Triste es recordarte…
Pero más triste es no tener más recuerdos tuyos.


Mientras tú despiertas en otros brazos.
Por las noche yo sueño contigo.
Sobre esa roca que se volvió nuestro amor.
Te sigo esperando.
Mezclando mi inocencia e impaciencia, te perdí.
¿Volverás de noche?
Al amanecer te marcharas.


La primera ves, nuestra primera vez.
Tú me observabas, entendías mi fidelidad.
La segunda vez, nuestra segunda oportunidad.
Tú sonreías, concebías mi respuesta.
La tercera vez… Te confundiste, te fuiste.


¿Cuál es el camino a casa?
¿Dónde se esconderán mis historias?
¿Por qué no existen más recuerdos?
¿Por qué sigues existiendo cuando ya no estas?
Solo tú tienes la respuesta.
Solo yo tengo el remo en el mar de tu ausencia.


En este extraño mundo.
No me acostumbro a caminar sin ti.
Tú eras mi única razón
Yo no ser volver a casa sin ti.
Tengo miedo
apaga todas las luces. Cierra el telón.
No acepto que nuestra historia termino.

Y sigo solo…

De nuevo a caminar sobre nubes
Pensando apretar tu mano nuevamente.
Imaginando tu figura en mí sombra.
Tu rostro,
tu última facción de segundo antes de partir.


Deberías estar aquí y ser mi destino.
Aunque no sea nada tuyo.
Acompañame solamente.
Aunque exista ese vidrio que nos separa.
Debieras estar aquí y ser mi destino.
Deberías estar aquí
para darme lo que Yo nunca te di.


P.D
Lo nuestro nació sin vida por eso no murió.