viernes, 14 de mayo de 2010

Estructura del espacio dentro de otro espacio (maqueta soledad 9º día)



He titubeado frente a la muerte como una pompa invernal, negra y horrible

¡Oh dulce vida, se te acabaron los encantos para mí ¡
¡Oh, mi Dios, escucha esta plegaria¡
Acaso ¿hoy no puedo tener la razón?

He apaleado, asesinado mis tontos sueños
No me convencerás de nuevo con soñar.
He despedazado, golpeado, degradado mi corazón
No me dañaras de nuevo hablándome otra vez de amor.

Exhuma esta agonía, ampárala.
Debo cumplir lo que quiero
Mirar tu rostro hasta que el mío ya no este.

Nunca más volverás a verme triste.
Nunca mas volverás a verme alegre.
¡Oh dulce vida, encontré la salida¡

3 comentarios:

Val* dijo...

Que bonito... Realmente, aunque a veces pidamos algo al cielo, Dios no siempre escucha las plegarias...

Besos (:

De poesia y otras cosas más dijo...

este poema es un drama real. hay tanto dolor espero estes bien
besos y recuerda que a traves de tu escritura hay llegado a una gran cantidad de personas, que amammos lo que haces .
besos

Herbert Nadal dijo...

VAL-pero igaul creio que Dios esta pendiente de lo que nso pasa. gracias val tkm.

DEPOESIAYOTRASCOSAS- tienes mucha razon y gracias por todo, hay veces que la nostalgia me golpea muy fuerte y pareciera no haber salida. pero luego pienso en ustedes y aki estoy escribiendo sin prisa y sin pausa, gracias