Entradas populares

martes, 12 de enero de 2010

Cuando el silencio se vuelve hermosura

Nunca me contaste hacia donde fuiste.
Pero aun así a lo lejos yo te seguí.
Quiero encontrarte,
aprisionarte

Decir que yo sigo enamorado de ti…

caminando
entre el cielo y el infierno

con la misma interrogante
danisca..
si sientieras mis pasos ¿irias a recibirme?
nunca te pregunte...
nunca hubo respuesta...

Tristemente me acostumbre a seguirte
Segundos, horas, días, meses, años
Sin pronunciarte palabras…
sin confesarte mi amor.
Me acostumbre al silencio.
y el silencio se volvió hermosura.

Un día desperté…
Cuando sentí tus latidos apagarse
No pude dominar ese sonido
me envolvi sobre tu vestido de cariño.
¿Será que sigo inerte a tus designios?
Será que sigo siendo…
¿un pasajero que viaja con tu voz?

Fue un día cálido nublado
fue nuestra ultima vez.
Ambos escogimos nuestro camino
Yo por una de tus heridas
Tu por otra de las mías
Yo prometí quedarme
Tú juraste no volver.
Yo quede herido, moribundo.
solo sobrevivi.

Nunca me contaste hacia donde fuiste.
Pero aun así a lo lejos yo te seguí.


Tiempo después de mi tonta monotonía.
Finalmente te encontré
Al fin eres feliz en brazos de otro.
Otro es quien se adueña de tu candidez.
Otro es quien te hace soñar
Desear nunca despertar.

Al fin puedes sonreír
Otro es quien tubo el valor que yo solo rumie.
El tiene lo que yo…
Con mis celos no logre.

Cuando el silencio se vuelve hermosura
El orgullo es un fantasma que espanta
La soberbia un veneno mortal
Y aun así solo quiero decirte
Perdóname
Aun te amo.
Perdóname,
Me acostumbre al silencio sin ti.

lunes, 11 de enero de 2010

Confesiones de octubre en enero. (La ultima mirada)





Todo lo que escribo es únicamente porque me ha sucedido, todo lo que leen de alguna forma es algo confesional.
En algún lugar de un gran país un hombre discute con su mejor amiga el camino errado al que condujeron sus pasos.
Tienen como único testigo a la muerte, mientras deciden el destino de su amor.

Muerte:
¡Oh, cielo negro¡ precipitas en mi rincón.
Me invocas...
Sobre pequeños restos de mi cuarto frio.
No suena un respirar ni exhalar.
No existe esfuerzo por estar.
¿cual es el camino para cruzar?

-La muerte ha sido invocada por aquellos amantes que han tomado una decisión.
Al llegar ve al hombre lamentándose con la cabeza hacia la pared de espaldas a su amada.

Hombre:
Pequeña luz tamaño de un alfiler.
Tu belleza no podrá ser perspectiva…
(jamas lo fue)
Solo queda tu rostro grabado en mi pared.
-De noche me lastima,
-Cubre de miedo mi oscuridad.

-La mujer se acerca y le responde cogiéndolo de la mano:
Mujer:
Te sientes ¿igual que yo?
Y… ¿si, se desvanecen tus manos al tocarme?
Entonces... ¿nunca iremos tras ese arcoíris?
Ni conoceremos el unicornio que tanto discutí.

Antes fueron grandes amigos, hoy amantes, el mañana será la conclusión expuesta por el.
Hombre:
El diamante quedo hecho mendrugos
Todos discutían su vulnerabilidad
El mundo sigue su rumbo
Sigue sin ti
Sigue sin mí.

Mujer:

¿Es la felicidad un ataúd de recuerdos?
El amor siempre será negro en la oscuridad
Lo nuestro fue una historia de luna llena.
Pero este es el final. ( nuestro final)

Hombre:
¿Fuimos felices?

Mujer:
No lo se.
Jamás lo entenderé.

Hombre:
¿Me detendrás si busco un lugar frio?
Mira que voy por el aterciopelado rio
Tiene forma de un cuadrado
Mi balsa no tiene remo ni balsero.
Solo hay lugar y no desespero.

-Ella sabe que a partir de ese día nada será igual
Mujer:

Nunca te susurre mirando la noche
Quedarme hasta terminar.
Ambos sabíamos este final.

Hombre
Seguiré a las estrellas…

Mujer:
Me esconderé a esperarte en algún lugar.
Cuando me busques me encontraras.
Y serás canción.
Y seré canción.

Muerte:
Este teatro acabo su última función
¿Alguien vio mi última mirada?

Hombre:
Baja el telón,
Apaga todas las luces
Tengo miedo
Lléveme a casa.