sábado, 9 de octubre de 2010

Nadie detendrá el sentido del reloj. (feliz cumple bonita)

Sol majestuoso descubre las sombras
De las negras rosas volviéndose rojas
De la melodía al eco del edén.
De las ruinas de una precaria rima.
De nuestra…
Pretérita amistad.

Como ángeles ciegos elevandose.
Paseamos, nos divertimos por el cielo.
Atrás quedo el paraíso perdido.
El mundo se volvió
pequeño
bajo nuestros pies.

Frecuente divinidad resplandeciente.
Quimera juzgando la realidad.
Siempre cómplices.
Siempre amigos.
Siempre uno mas uno, dos.
Siempre volando en noches de luna.
Nuestro recodo incierto
Nuestro diario camino.

Nuestra bandera de fe.

Libres...
transitamos como águilas en el cielo.

No existía paisaje fantasioso, irreal
Nunca presagiamos nuestros designios.
Elegiste un camino sin mí.
Yo elegí quedarme escribiendo
Adolecer dentro de un recuerdo.
Escribir para no morir.


Siempre convictos en nuestra fabula.
Tiempo testigo, fiscal.
Tenías alas de ángel
El corazón de cristal.
Inservible todo lo mío
Solo era malgastado cartón.


Los hijos del crepúsculo.

Rebasaron su número en la alborada.
Como lluvia negra del cielo brotaron.
Estaba solo…
No me aferre a tus alas...
Tuve que partir
Volaste sin mí.

Vagabundo en el reino de los olvidados.
Extraviado...
en el albor de alguna albricia.

Espectante...
Noche cada noche.

El mensaje secreto que el viento gritara.
El mensage que nunca llegara.

¿Creerás que nada o todo fue real?
¿Mis huellas borradas encontraras?
¿Recordaras mi nombre?
¿Brotaran aun azahares de tu alma?
Nadie cambiara la historia incierta.
Nadie detendrá el sentido del reloj.
La cadena desgajada siempre estará.

En aquel pequeño espacio de mi corazón.
Tu escogiste dejarme solo.
Yo escogí quedarme en mi tonta soledad.

Lejos del místico amanecer que fue ocaso.
Mis designios, tu paz, nuestra amistad.
Satisfacción no extrañable.
Lo que nace muerto jamás puede escoltar.
Pero... (Mientras este con vida)
No importa que no te importe.
Rezara para que nunca te falte el bien.


Mi espada escribió huellas entre los planetas.
Para volver siempre a nuestra constelación.
Nunca seremos parte del mismo destino.
Cada quien es dueño de sus proceder.
Nadie detendrá el sentido del reloj.
Las hojas rotas secas caerán.
La hojarasca escribirá cada 10 de octubre.
Bajo tu puerta en tu camino
Para el amor a la bella entre bellas.
Para ti Johana.

Extienden mis sueños como alas de fuego
Sobre vientos sagrados abrazame.
Nunca volverás, no regresaras
Pero tu rostro siempre sonreirá.

Tu magia la dejaste conmigo
Sobre Pegaso aun queda tu olor
En ese unicornio blanco que tú recogiste
Siempre aparecerás.
Tu voz nunca terminara.



Feliz cumpleaños bonita¡¡