domingo, 17 de octubre de 2010

Tu corazón sin gérmenes de maldad

Cuando pasas por mi lado
Te noto sonreír.
Tiemblan mis sentidos.
Inquirieres proseguir.
Rotulas un gran libro.
Breve historia con
alegre-triste final.

En medio de la bruma limeña
Entre neblina de alucinaciones.
Recostado…
Sobre pálidas paredes frías
Agazapado…
A tu corazón sosegado.
Tu corazón sin gérmenes de maldad
tan despistado
Tan perdido
Tan idéntico al mío.

Vuelve a sonreír.
Arrincóname a tu soledad.
¡No me dejes de mirar¡
Llévame lejos…
A cualquier lugar.
Esto días son tuyos
Los mío ya vendrán.
Prologo de la locura
Encabezado de fe.

Como intentar dormir
Sin pensar en ti.
Poesía padeciendo insomnio.
Verso diurno
Verbo nocturno.
Fusionando miradas.
Nunca dejes de reír.
Dale vida, dale calor.
Enlázalo al sol.

Cuando llegue la oscuridad
Como fantasma que asesina.
Eliminara el día hacia otro amanecer
Otra vez…
Pensando en mañana
Otra vez…
Tu sonrisa me despertara.